IR A LAS NACIONES

QUIERO IR

Querer ir a las naciones es un buen anhelo, pero debes asegurarte de tener la disposición y la motivación correcta para hacerlo.

Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quién les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

Romanos 10:13-15

¿Qué necesitas si quieres ir?

Compasión por los que sufren

Necesitas tener claro que las personas sin Cristo sufren en esta vida y sufrirán el infierno por la eternidad. Cuando esta verdad basada en la justicia de Dios se conecta con la comprensión de Su gracia te impulsa a querer compartir a otros, sabiendo que a través de la predicación del evangelio pueden ser salvas.

Deseo de hacer lo que Dios quiere

Sin una revelación del Señorío de Cristo esto es imposible. El deseo de alguien de ser misionero no se debe basar en otra cosa que no sea una profunda convicción de que sea lo que Dios quiere para su vida.

Disposición a ser equipado

Además de los dos puntos anteriores, será muy importante tu disposición para que tu vida sea formada por nuestro equipo ministerial en tres grandes áreas: carácter, conocimiento y sobre todo, la práctica misionera sobre el terreno, cuidando personas y aprendiendo a hacer discípulos. Todo esto, para poder así poder servir a otros con excelencia y eficacia.

Contacto

Ponte en contacto con nosotros y en breve nos
comunicaremos contigo.

Check out with PayPal
Paypal

Haz tu aportación aquí

Cumple la gran comisión a través de ayudar a que otros vayan,
Mientras tu cumples el propósito de Dios para tu vida en tu ciudad.

Donativo Único
Donativo Mensual